Un día triunfal


Un día se me ocurrió inventar un poeta bucólico, bastante sofisticado, y presentarlo, no me acuerdo ya de qué modo, como si fuese real. Pasé algunos días elaborando al poeta sin que me viniese nada a la mente. Al final, un día en que había desistido -era el 8 de marzo de 1914- me acerqué a una cómoda alta y tras tomar una hoja de papel, comencé a escribir, de pie, como escribo cada vez que puedo. Y escribí treinta y tantas poesías, seguidas, en una especie de éxtasis del que conseguí definir su naturaleza. Fue el día triunfal de mi vida...y nunca podré tener ya un día semejante.

F.P.

1 comentario:

  1. The blog is very good!
    Congratulations!
    http://nelsonsouzza.blogspot.com

    ResponderEliminar